Esta es una nota especial, es la última tras más de 15 años, fue un placer escribirla.

Como despedida quiero hablar de la carta que le escribió el cubano José Raúl Capablanca a su hijo en 1925, también parece una despedida, pero el único campeón mundial con el castellano como lengua madre recién falleció en 1942.

 

Capablanca con su entonces esposa Gloria Simoni y sus hijos José Raúl y Gloria en 1927
Capablanca con su entonces esposa Gloria Simoni y sus hijos José Raúl y Gloria en 1927


 

En una entrevista a New in Chess en 2004, Boris Spassky comentó la carta entre extrañado y divertido, Spassky creía equivocadamente que la misiva era la “última voluntad” de Capablanca, pero está fechada el 7 de octubre de 1925.

Spassky dijo a New in Chess: “Capa era un aristócrata….En primer lugar le pidió a su hijo que fuera un abogado, para defender la propiedad. En segundo lugar le dijo que debería ser un muy buen nadador y un muy buen boxeador, para estar confiado tanto en la tierra como en el mar (empieza a reírse). Pero sobre todo le pidió a su hijo que amase a su madre”.

Capablanca la escribió para que su hijo la leyera a los 10 años (en 1925 tenía dos), la tituló: “Para mi hijo José Raúl cuando cumpla diez años y después para el resto de su vida”.

 

Capablanca y Lasker, en Moscú 1925
Capablanca y Lasker, en Moscú 1925


 

Tras finalizar segundo tras Lasker en el torneo de Nueva York 1924, Capablanca volvió a Cuba en mayo de ese año y declaró que en el futuro solo jugaría partidas de exhibición y daría conferencias, como se indica en el libro José Raúl Capablanca. A Chess Biography de Miguel A. Sánchez, y cumplió, pero solo durante un año y medio.

 

Libro de Miguel A. Sánchez sobre Capablanca
Libro de Miguel A. Sánchez sobre Capablanca


 

Menos de un año después de finalizar el torneo de Nueva York recibió una carta de Bogoljubow, en la que lo invitaba al magno torneo que se iba a celebrar en Moscú en octubre de 1925, similar al de Nueva York, con la participación de Lasker, Rubinstein, Marshall, Tartakower, Reti, y la nueva generación de maestros soviéticos.

Al principio Capablanca rechazó la participación, por dos razones, una fue que el 23 de junio había nacido su hija Gloria de los Ángeles, a quien el campeón del mundo siempre llamó “Mi ojito derecho”, la segunda razón fue el alto coste del viaje, que al parecer solo se le iba a reembolsar al llegar a Europa, pero eso se solucionó, hubo una colecta en Cuba y los organizadores le enviaron una cantidad que excedía sobradamente los costes del viaje; Capablanca reunió en total el equivalente a unos 115.000 dólares de 2015, indica el libro de Sánchez.

 

Participantes de Moscú 1925
Participantes de Moscú 1925


 

¿Por qué entonces esa carta a su hijo?, posiblemente porque las noticias que llegaban sobre la seguridad en Moscú daban miedo, por ej. el New York Times tituló una noticia del 16 de abril de 1924 así: “El terror bolchevique revive en Rusia”.

Al parecer Capablanca, si bien creía que no corría peligro, de hecho fue muy bien tratado y solo recibió cálidos homenajes, no descartó por completo la posibilidad de no regresar con vida, esta es la carta:

 

 

 

 

“Mi querido hijo: Deberás guardar esta carta para leerla nuevamente cuando tengas 21 años porque las cosas que no conozcas o entiendas ahora, las comprenderás entonces. Antes que nada, siempre respeta y ama a tu madre por encima de todas las cosas. Nunca le mientas, cuéntale la verdad. Tu padre, que te escribe estas líneas, tiene la reputación en este mundo de ser una persona honesta – muy sincera y honorable. Procura imitarme en estas cosas. Sé estudioso y fuerte, para que puedas defender a tu madre y a tu hermana, tanto con la mente como con tus manos. Sea lo que fuere que estudies recuerda que antes debes ser abogado, para poder defender tus intereses y los de tu familia. Después de ser un abogado, si prefieres hacer otra cosa, concéntrate entonces en lo que te guste. No olvides que el mejor periodo de la vida de un hombre es su época de estudiante. Como niño no te lo parecerá tanto, pero cuando hayas alcanzado la barrera de los cuarenta años, verás cuanta verdad hay en lo que ahora te digo. En el plano físico, hay dos cosas que deberás aprender a hacer bien: nadar y boxear, para que te puedas defender tanto en mar como en tierra. Esto no significa que tengas que estar a menudo peleándote, sino que debes estar preparado por si fuera necesario. Intenta ser un hombre con una cultura amplia. No hay nada en el mundo más entretenido que la lectura. Es necesario ser útil a la humanidad. Si puedes evitarlo, por favor, nunca juegues a los naipes, fumes o bebas alcohol de ninguna clase. Son cosas que en gran medida acortan la vida, debilitando a los hombres tanto física, como intelectual y moralmente. Sé una persona honesta y un buen hombre. Hijo mío, recibe un abrazo con todo el cariño, de tu padre, J.R. Capablanca”.

 

La carta está escrita originalmente en castellano, esta es una traducción del inglés, donde en algunas versiones se omite el pedido de que su hijo fuera abogado, deseo cumplido por el futuro Dr. José Raúl Capablanca.

 

El hijo de Capablanca hace las jugadas de Fischer en el Mem. Capablanca 1965
El hijo de Capablanca hace las jugadas de Fischer en el Mem. Capablanca 1965


 

 

Mem Capablanca 1965,.Capablanca, en nombre de Fischer, abandona contra Ivkov
Mem Capablanca 1965,.Capablanca, en nombre de Fischer, abandona contra Ivkov


 

 

Smyslov, Taimanov, Capablanca h y Alexander-Alekseev
Smyslov, Taimanov, Capablanca (hijo) y Alexander-Alekseev


 

En el viaje de ida a Moscú Capablanca dio simultáneas en Berlín y en Varsovia, en la capital polaca Capablanca le autografió un libro al maestro Dawid Przepiorka (1880 – 1940), asesinado posteriormente por los nazis, pero según cuenta Zhivko Kaikamzozov en The Genius and the Misery of Chess, ese libro le salvó la vida a otro ajedrecista polaco, a quien Przepiorka le había prestado el libro, un soldado nazi miembro de una escuadra de ejecución revisó los libros que tenía en posesión el prisionero y al ver el libro firmado por Capablanca, lo dejó escapar.

 

Dawid Przepiorka
Dawid Przepiorka


 

El ruso Efim Bogoljubow, en el mejor resultado de su carrera, fue el vencedor de Moscú 1925, en la nota Nº 460 hablamos del torneo, que provocó una “fiebre del ajedrez” en la URSS, y así se llamó el famoso cortometraje donde participó Capablanca; también entregó en Moscú, para su publicación, su libro A Primer of Chess y realizó algunas correcciones a My Chess Career, ya publicada en 1921.

 

Película Chess fever con Capablanca
Peliculoa chess fever con Capablanca

 

La bonita película cubano-soviética “Capablanca” de 1987 trata, en ficción, el torneo de Moscú de 1925, se puede ver en: https://www.youtube.com/watch?v=gQShw80vens

Recordemos la victoria de Capablanca sobre el vencedor en la penúltima ronda.

 

Capablanca y Bogoljubow, Moscú 1925
Capablanca y Bogoljubow, Moscú 1925


 

Eso será todo, espero haber contribuido a difundir las facetas positivas del ajedrez en nuestro país, gracias a los lectores que acompañaron la sección y en especial gracias al Jefe de Deportes, Gabriel Cazenave.

Se cierra una hermosa etapa para mí. Hasta siempre.

 

José Raúl Capablanca - Efim Bogoljubow
Gambito de Dama [D24], Moscú (19), 05.12.1925


Click Aqui para ver la partida en el visor

 

1.d4 d5 2.c4 e6 3.Cf3 dxc4 4.e4 c5 [4...b5 fue más jugado posteriormente.] 5.Axc4 cxd4 6.Cxd4 Cf6 7.Cc3 Ac5 8.Ae3 Cbd7 [Una jugada provocadora, Kasparov comentó que a Bogoljubow no le agradaba la posición tras  8...0–0 9.e5 Cd5 10.Axd5 exd5 11.0–0 con ventaja blanca, y se decidió por invitar a Capablanca a que sacrifique.] 9.Axe6! ["Considerándose obligado moralmente a ganar a toda costa, Capablanca realizó esta jugada casi sin pensar" (Bogoljubow).] 9...fxe6 10.Cxe6 Da5? [Bogoljubow se equivoca, era preferible 10...Db6! y las blancas tienen mejores chances, pero la posición es muy compleja. Hasta los módulos actuales tienen que profundizar mucho para encontrar las mejores líneas.] 11.0–0 Axe3 12.fxe3 Rf7 13.Db3 Rg6 14.Tf5 Db6 [A 14...Ce5 decide 15.Cd5! Axe6 (o 15...Cxd5 16.Dxd5 (16.Txe5 también gana.) 16...Cf3+ (16...Dxd5 17.Cf4+ Rh6 18.Th5++) 17.gxf3 Dxd5 18.Cf4+ Rh6 19.Txd5 g6 20.Tc1 etc.) 16.Cf4+ Rh6 17.Dxe6 The8 18.Th5++.]  15.Cf4+ Rh6

 

Tablero

 

16.g4? [Capablanca se equivoca, él mismo indicó tras la partida que 16.Df7! con la amenaza Th5+ y mate era ganadora. "Por supuesto, el campeón del mundo vio esta natural jugada de ataque, pero no se molestó en calcular las difíciles y complicadas variantes de ella derivadas, decidiendo que debía ganarse de forma más sencilla, con la jugada de la partida" (Panov). Kasparov acotó que tampoco eran muy complicadas, es recomendable ver sus profundos análisis en "Mis Geniales Predecesores".] 16...g5! ["Una réplica inesperada, que fuerza el cambio de damas. El ataque de las blancas se estanca y ahora deberán pensar en salvar la partida" señaló Kasparov, si bien Capablanca seguía con las tablas en la mano según los módulos actuales.] 17.Dxb6! [El signo de admiración de Kasparov es por el aspecto práctico. 17.Df7 Tf8 18.De7 Dxe3+ 19.Rh1 gxf4 20.Tg1 lleva a las tablas según el módulo Komodo 10.] 17...axb6 18.Td1! ["Aunque las negras tienen una pieza de ventaja, se encuentran en dificultades para salir de esta posición sin graves pérdidas" (Capablanca).] 18...Tg8? ["Bogoljubow quiere ganar cómodamente. Después de 18...gxf4 19.g5+ Rg7 20.gxf6+ Cxf6 21.Tg5+ Rf7 22.exf4, las blancas, como dijo Capablanca, "tendrían que luchar duro para lograr unas tablas". Por ejemplo, después de 22...h6.] 19.Cfd5 Cxg4? ["Los errores vienen a pares. Las negras creyeron que, tras el cambio de damas, ya no hay peligro de mate, y dejan demasiadas piezas blancas en la vecindad de su rey" (Kasparov). Era preferible 19...Cxd5.] 20.Ce7! Tg7 21.Td6+ Rh5 22.Tf3! Cgf6 23.Th3+ Rg4 24.Tg3+ Rh5 25.Cf5 Tg6

 

Tablero

 

["La posición es muy interesante. Las negras se encuentran en una red de mate, pero rematar la faena es muy difícil" (Capablanca).] 26.Ce7? [En mutuo apuro de tiempo (el control era en la jugada 30), las blancas tratan de ganar tiempo en su reloj, repitiendo jugadas, pero dejan escapar una victoria de problema, señalada más tarde por Capablanca: 26.Th3+! Rg4 27.Rg2, amenazando Cd1 y Cf2++, por ej.: 27...Cxe4 28.Td5! Cxc3 29.Th4+! gxh4 30.Ch6+ Txh6 31.h3++.] 26...g4? ["La idea de no jugar la torre es, en sí misma, correcta, sólo que había que encontrar la jugada precisa: 26...Cc5! como señaló Bogoljubow, sus análisis indican que la posición se hubiera equilibrado.] 27.Cxg6 Rxg6? 28.Txg4+ Rf7 29.Tf4 Rg7 30.e5 Ce8 31.Te6 Cc7 32.Te7+ Seguiría 32…Rg6 33.e6 Cc5 34.Txc7 Cxe6 35.Tg4+ Rf5 36.Tcc4, ganando. "Una partida extremadamente tensa" (Bogoljubow). 1–0

zfranco@abc.com.py

www.facebook.com/GMZenonFrancoOcampos

Tabladeflandes.com

ABC Color 

 


Volver a: inicio/noticias/La Columna de Zenon Franco
2016-10-27 00:00:00