El excampeón mundial, y virtual Nº 2 del mundo en la próxima lista Elo, Vladimir Kramnik,  dedicó esta frase al entrenador de su niñez y juventud Vitaly Valeriovich Tseshkovsky (25 de septiembre de 1944, Omsk, Rusia, entonces URSS – 24 de diciembre de 2011, Krasnodar, Rusia.); el domingo pasado se cumplieron 72 años de su nacimiento.

 

Vitaly Tseshkovsky en 1973
Vitaly Tseshkovsky en 1973


 

Es verdad que de esa definición no se descabalga  ninguno de los mejores jugadores del mundo, Kramnik se refería a que en Tseshkovsky el elemento práctico y las cualidades competitivas, eran escasas, (“cercanas a 0”), en este aspecto se quedaba casi solo.

A pesar de ese “defecto” Tseshkovsky logró victorias en torneos importantes y fue co-ganador del Campeonato de la URSS de Tiflis 1978 (con Mikhail Tal) y vencedor sin compañía en el de Kiev 1986, más adelante campeón europeo senior en 2009 y 2010; logró victorias contra los mejores jugadores soviéticos de los años 60 a 80, incluyendo a Smyslov, Tal, Spassky, Bronstein, Taimanov, un joven Kasparov en 1978, Larsen, Gligoric, etc.

 

Cto de la URSS, Tiflis 1978, con Kasparov y Tseshkovsky
Cto de la URSS, Tiflis 1978, con Kasparov y Tseshkovsky


 

Tseshkovsky dijo en 1986 “Cuando vi algunas de sus partidas [de Kramnik] a los 12 años y las analicé un poco, ¡estaba encantado con él! Le dije a sus padres, ´¿qué clase de Candidato a Maestro es?` Comprende el ajedrez como yo. ¡Veo un Gran Maestro en él!”, y Kramnik fue su pupilo desde que tenía 12 hasta los 20 años.

Cuando se enteró de la muerte de su exentrenador, Kramnik recordó (en una publicación felizmente rescatada por la Federación Rusa de Ajedrez) la etapa en que fue su alumno: “Hablábamos y trabajábamos mucho sobre ajedrez. Entonces yo era muy joven y no nos comunicábamos como iguales. Definitivamente no me trataba como a un niño – compartía sus ideas conmigo y me contaba cosas interesantes – pero no había conflictos o largos diálogos entre nosotros, dado que éramos de diferentes generaciones”.

 

Vladimir Kramnik
Vladimir Kramnik


 

Kramnik destacó que su maestro era muy inteligente y muy escrupuloso, nunca intentó imponerle sus ideas. “Se disculpaba cinco veces antes de expresar su desacuerdo en algo”, añadió que era un hombre honesto, sin ninguna malicia, “Podía no llevarse muy bien con alguien pero nunca escuché maldad en su voz. No tenía deseos de venganza. Creo que nunca le hizo nada malo a nadie”.

Se parecía a otros que “amaban el ajedrez demasiado”, como por ejemplo Viktor Korchnoi  (si bien él “nunca fingió ser un ángel” según sus propias palabras), Robert Fischer y otros tremendos gladiadores del tablero.

Kramnik dijo que Tseshkovsky: “Era de esas escasas personas que podía analizar cualquier posición. Recuerdo su pose favorita: medio acostado en la cama, con la cabeza en sus manos; frente a él un ajedrez magnético de Riga [como Fischer], que siempre llevaba consigo”.

 

Vitaly Tseshkovsky
Vitaly Tseshkovsky


 

Un maestro a quien Korchnoi propuso trabajar con él le dijo que no le podía ser muy útil pues sus aperturas no coincidían, Korchnoi le respondió “Me interesa todo lo que sea ajedrez”, y de Fischer recuerdo que en el Cub Argentino de Ajedrez de Buenos Aires, una vez que jugaba partidas rápidas con Quinteros, quiso anotar una posición que habían jugado para analizarla después.

“En los torneos juveniles, cuando volvía de jugar podía encontrarlo viendo una partida de la revista “64”, de digamos, Rodríguez vs. Gutiérrez del Campeonato de Colombia. Si la posición atraía su interés podía analizarla por tres o cuatro horas, moviendo las piezas, pensando y moviendo las piezas una y otra vez”, comentó Kramnik, a quien eso le parecía algo extraño, una vez le preguntó: “Si te gusta analizar tanto, ¿por qué no analizar algo de tu repertorio?”, pero, como a Korchnoi, a Tseshkovsky le atraía todo lo relativo al ajedrez.

 

Tseshkovsky comentando su partida con Bareev de la Superfinal de 2004

Tseshkovsky comentando su partida con
Bareev de la Superfinal de 2004

 

Kramnik creía que Tseshkovsky no alcanzó todo su potencial porque “Amaba demasiado el ajedrez”, amaba muchísimo jugar y analizar, pero los resultados no le interesaban mucho, “Por supuesto que tenía que ganar dinero y ocuparse de su familia, pero esencialmente simplemente le gustaba jugar al ajedrez”.

 

Tseshkovsky y Spassky en Moscú en 2004
Tseshkovsky y Spassky en Moscú en 2004


 

Kramnik no pudo precisar si el enorme talento de Tseshkovsky era similar o algo menor que el de los más grandes, pero tenía un estilo asombroso, le encantaban las posiciones complicadas, no solo en lo táctico.

Kramnik se había formado con libros de Nimzovich y Tarrasch, donde todo era muy estricto, “esto es bueno, esto es malo”, pero Tseshkovsky pudo enseñarle que “el ajedrez es mucho más multifacético y no tan categórico; a veces es difícil concretar si una posición es buena o mala. Me enriqueció en ese aspecto”.

 

Kramnik en Bakú 2016 © Eteri Kublashvili
Kramnik en Bakú 2016
© Eteri Kublashvili


 

La colaboración finalizó en 1994, la aparición de las computadoras hizo que hubiera que adaptarse a la inmensa cantidad de material disponible, la diferencia generacional se hizo evidente, Tseshkovsky seguía trabajando como siempre, y se separaron profesionalmente, conservando siempre una buena relación, se veían de tanto en tanto.

Tseshkovsky tenía también un gran sentido del humor, a él mismo le encantaba contar una historia: Se le ofreció ir a Krasnodar para mejorar el nivel ajedrecístico de la región, tuvo excelentes condiciones económicas una muy buena vivienda, etc., por lo que se convirtió en un buen partido, un soltero atractivo.

 

Dreev vs Tseshkovsky, San Petersburgo 2004

Dreev vs Tseshkovsky, San Petersburgo 2004

 

Surgió un romance con una chica del lugar y hasta empezaron a hablar de planes de boda, pero por alguna razón a su potencial suegra él no le caía bien. Tseshkovsky  cuenta: “Un día estaba en la parada del autobús, fumando mientras esperaba el micro. En ese momento mi futura suegra pasó, y tras un breve saludo me lanzó la siguiente frase: - Así que, Vitaly, ¡resulta que también fumas!, yo no pude resistirme y le contesté – También bebo y ¡me encanta perseguir a las mujeres! Y con eso el romance llegó a un abrupto final”.

 

Tseshkovsky y Kasparov en 2004
Tseshkovsky y Kasparov en 2004


 

Veamos su victoria sobre el joven Kasparov cuando ganó su primer Campeonato Soviético:

 

Vitaly Tseshkovsky – Garry Kasparov
Defensa Caro Kann [B19], 46º Campeonato de la URSS Tiflis (16), 12.1978

Click Aqui para ver la partida en el visor

1.e4 c6 2.d4 d5 3.Cd2 dxe4 4.Cxe4 Af5 5.Cg3 Ag6 6.h4 h6 7.h5 Ah7 8.Cf3 Cd7 9.Ad3 Axd3 10.Dxd3 Dc7 11.Ad2 Cgf6 12.0–0–0 e6 13.Ce4 0–0–0 14.g3 c5!? [Una novedad de Kasparov, lo más usual es 14...Cc5 15.Cxc5 Axc5 donde Kasparov y Shakarov comentaron en el Informador 26 que las blancas logran una ligera ventaja con 16.c4!] 15.Af4 c4 16.De2 [No da gran cosa 16.Axc7 cxd3 17.Axd8 (o bien 17.Cxf6 Rxc7 18.Cxd7 dxc2 19.Rxc2 Rxd7 20.Ce5+ Re8 21.d5 Ad6 con igualdad.) 17...Cxe4 18.Th4 Cxf2 19.Td2 Ad6 20.Txf2 Rxd8 y la ventaja blanca es mínima.] 16...Dc6 17.Cxf6 gxf6

 

Tablero

 

18.d5! [Un hermoso sacrificio posicional para activar el caballo, la estructura negra queda muy débil.] 18...exd5 19.Cd4 Da6 20.Rb1 Ad6 21.Df3! [21.Axd6 Dxd6 22.Cf5 De6 23.Dxe6 fxe6 24.Cd6+ Rc7 25.Cf7 es menos convincente, hay un peón por la calidad y una buena estructura.] 21...Axf4 22.Dxf4 Ce5 23.Df5+ Rb8 24.f4 Cd7 [24...Cc6 25.Dxf6 Cxd4 26.Dxd4 era también incómodo.] 25.Dxd5 Ce5 [25...Cb6 26.Dxf7 Ca4 27.Ce6 es claramente mejor para las blancas (Kasparov y Shakarov).] 26.De4 Cg4? [Kasparov sugirió 26...Cc6.] 27.De2 Db6 28.c3 [Y las negras no tienen compensación por su débil conformación de peones.] 28...f5 29.The1 [Sin prisas. 29.Cxf5 Cf2 30.Txd8+ Txd8 31.Tf1 Cd3 dejaba a las negras con piezas algo más activas.] 29...Dc5 30.De7 Dxe7 31.Txe7 The8 32.Tde1 Txe7 33.Txe7 Cf6 34.Txf7 Cxh5 35.Cxf5 Td3 36.Tf8+ Rc7 37.Tg8 Rd7 38.Tg6! b5 39.a3 Td1+ 40.Ra2 Tg1 41.Td6+ [Otro camino era 41.Txh6 Cxg3 42.Th7+ y cae el peón de a7.] 41...Rc7 42.Txh6 Cxg3 43.Cd4! Ce4 44.Cxb5+ Rd7 45.Th7+ Re6 46.Txa7 Cc5 47.Cd4+ Rd6 [47...Rd5 48.f5 Cd3 49.a4 no era mejor.] 48.Cf5+ Rd5 49.Ce3+ Re4 50.Tc7 [50.Cxc4 Rd3 51.Ca5 también ganaba, pero no 51.Ce5+ Rc2 52.Cf3? (52.a4! sí vale) 52…Ta1+!, y tablas (Kasparov y Shakarov).] 50...Cd3 51.Te7+ Y Kasparov abandonó ante 51....Rxf4 52.Cxc4 Cc1+ 53.Rb1 y no hay peligro. 1–0

zfranco@abc.com.py

www.facebook.com/GMZenonFrancoOcampos

Tabladeflandes.com

ABC Color 

 


Volver a: inicio/noticias/La Columna de Zenon Franco
2016-10-08 00:00:00